Locura en La Riviera: Dani Fernández cumple su sueño.

Creo que no podía haber mejor día para estrenarme en un directo de Dani Fernández que ayer. Una de las salas más emblemáticas de Madrid, La Riviera, colgaba el cartel de aforo completo para recibir al manchego.

Es curioso, como el destino musical es capaz de ponernos en el camino una y otra vez a un artista que acabamos de descubrir. Hace apenas unas semanas, os hablaba de Yoli Saa y ayer fue la encargada de abrir la velada con canciones de cosecha propia. Y sí, ya estoy tramando presentárosla en un artículo próximamente.

Luces apagadas y con una entrada de lo más épica, Dani Fernández apareció sobre el escenario para incendiar la sala con “En Llamas”. Una energía brutal apareció entre el público que con apenas un par de estribillos muchos ya estábamos afónicos. Una sensación de hermandad, de compartir sentimientos y parecer que todos remamos hacia un mismo lado… Inexplicable con palabras, se tiene que vivir una vez en la vida.

“Estoy flipando” fueron las palabras textuales del cantante, que aún estando lejos, se le podían ver los ojos reflejando la ilusión de un sueño cumplido. Se dejó el alma para hacernos disfrutar. Musico de los pies a la cabeza.

No faltó, su versión individual de “Soldadito de hierro”, una de las mejores canciones del 2019, que una vez más, logró robar corazones.

Siempre digo que pierdo la cordura cuando las guitarras eléctricas toman la escena, ayer era un concierto para desmelenarse (y salir con agujetas de la sala) , y volvió a pasar. El artista, se llevó a su terreno “Perdona (Ahora si que si” de Carolina Durante.

De los peores momentos, siempre sale una gran enseñanza, en este caso un temazo que ya todos hemos apropiado como parte de nuestra vida, “Perdido en Madrid”. Y sí, yo me perdí con él y creo que no me volveré a encontrar. Artista que deja huella.

Y hablando de ese fenómeno celestial que se produce cuando parece que una canción está escrita para nosotros, llegó “6 de septiembre”, compuesta y cantada a dúo junto a Andrés Suárez.

Puede ser, que en ocasiones, nos dejemos llevar por las grandes producciones de temas, olvidando que la belleza se encuentra cuando nos la cantan tal y como vino a nuestro mundo, en un formato muy íntimo. El punto de emoción a la noche, se lo puso “Ahora” y “No te pido que vuelvas” (para mi la joya de la corona de este disco) junto a la aparición de la estrella invitada Marta Soto.

Otra de las colaboraciones que tuvimos el honor de presenciar en vivo y en directo, fue “María” junto a Lucas Colman, tras toda una declaración de amistad.

Antes de culminar la noche, el artista, sacó todas sus dotes de seducción para cantarnos “La casa de Inés”, parando el tiempo, a capella y solo como él sabe.

El punto (pero no final) lo puso “Bailemos”, creo que mis pies siguen en La Riviera en el estribillo final. Y aunque suene tópico, yo si te pido que bailemos una noche más Dani, pero creo que serán más de una. Me has conquistado por completo.

“La mejor noche de su vida” fue tal y como la definió el propio Dani, y creo que no existe mejor frase para clausurar estas líneas y para reflejar el baile de emociones que vivimos.

Gracias Dani.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *