• septiembre 20, 2021 4:59 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

Mask Singer, Gala 4: Sorpresas, pero mucho

Mask Singer alcanza el ecuador de galas, volviendo de nuevo al primer grupo de máscaras. Estas alturas de programa solo son significado de una cosa: que muchas de las suposiciones del público pueden llegar a hacerse realidad. En este caso no es una suposición, sino una realidad. Pero aún quedan momentos para mantener viva la ilusión.

La investigadora invitada fue Ana Obregón. La actriz y presentadora fue oxígeno para el programa. Sus propuestas fueron muy acertadas en todo momento.

Tras una canción grupal, Ángel fue el encargado de abrir la gala. Esta segunda entrega del programa de Antena 3, las puestas en escena ya han conseguido alcanzar el término de espectacularidad, como es el caso. Pese a que el inglés nos despistó, todos ubicábamos a la persona que había dentro en plena etapa de madurez. Mi apuesta era Ana Belén, pero el bello se puso de gallina cuando apareció detrás de la máscara Paloma San Basilio.

Las pistas de Cactus fueron muy pobres, intentando despistar al contarnos que era una persona muy cotilla. Pero Twitter y una servidora teníamos claro que era Eva Hache, tal y como se resolvió al final de la gala. A pesar de que defendió dignamente el “Quédate conmigo” de Pastora Soler, se notaron ciertas lagunas en su voz que confirmaron la teoría.

La voz de Cocodrilo me resultó muy familiar gracias a su matiz rasgado. Tardé varios minutos en ubicarla, pero estoy segura de que es Bertín Osborne.

Pese a que El Rubius o Auronplay son buenas bazas para ubicar a Erizo, con una canción latina como “Hawai” me produjo la idea de que era alguien más mayor. José Coronado es mi elegido.

La semana que viene tendremos más y mejor. ¿Ganas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *