• septiembre 27, 2020 8:38 am

OT Gala 3 : El desgarro y la magia de Nia y Gérad.

Nuevo domingo, y nueva gala de Operación Triunfo. Nuevas canciones, expulsados, y por supuesto nuevos enfados. ¿Enfados? Si, de yo sola con el televisor y es que a veces las nominaciones de este programa creo que me hacen envejecer muchos años. Pero en fin, eso ya lo trataremos más adelante, comencemos con las actuaciones.

En un intento de hacer la gala más dinámica, que al menos a mi me lo llegó a parecer, la estructura habitual de actuaciones cambió, para ceder el turno al favorito de la semana pasada: Flavio. Todos sabemos que ha nacido para enviarnos la peluca a Cuenca, y más con este tema, muy diferente a todo lo que había hecho antes. Pero, hay que ser sinceros (¿eh jurado? Va por vosotros), el baile no es para él, y un poco más de energía en sus movimientos no hubiese estado mal.

Después, llegó el momento para una de las actuaciones más esperadas y con más química de la noche: “Señorita” con Hugo y Anaju. Por supuesto que un 10 se les queda corto en interpretación y esto hizo meternos de lleno en la canción. Pero, no sé si es porque cada vez que escucho este tema se me manifiestan Camila Cabello y Shawn Mendes al más puro estilo Pepito Grillo, pero no acabé de ver a Anaju.

Llegaron los nominados, y el turno de Rafa. El claro ejemplo que no hace falta una gran voz para transmitir. Con voz rasgada y con mirarle a los ojos llenos de verdad, encontramos el claro merecedor de quedarse en la academia.

¿Puedo sacarle alguna pega a la actuación de Eli? No, no puedo. Lástima que la actitud fuese su verdugo, porque vocalmente nos podría haber dado mucho espectáculo.

Y la actuación premiada al cuadro de la noche es para… “Podría ser peor”. Ya sabéis que Bruno es una de mis debilidades del programa, y le vi bastante cómo en este registro. Pero Anne… Ay Anne… Estaba muy ahogada, ¿o es cosa mía? Salvada por los pelos de una condena previsible a nominación.

Darle una canción como “Tu frialdad” a Javy y a Jesús es prácticamente darles el pase a la siguiente gala. Así sucedió, que cruzaron la pasarela de forma bastante cómoda. Bravo chicos.

Tras los andaluces, los nominados para la semana que viene nos cantaron “Semilla Negra”. Aplaudir a un afónico Nick, que puso todo su alma en sacar adelante la canción. Pero, Maialen se comió la nominación de algún intocable, sin merecerlo.

¿Confirmamos que la actuación de la noche con mayúsculas fueron Nia y Gérad? Confirmamos. Nia, hizo la canción suya, como si hubiese salido de su puño y letra, hecha como anillo al dedo para ella, sacó todo un chorreón de magia de ella. ¿Y qué decir de él? Pues que me quedaría a vivir si me canta en español a todas horas, supo romper su voz en el momento necesario.  Para el recuerdo sin duda.

Finalizó la noche por todo lo alto, con “Maniac”, el que prometía numerazo y desató la polémica. Dos divas de escenario, que lo arañaron con uñas y dientes. A mi corto entender, Samantha se comió a Eva, a la que estamos acostumbrados a sacar matrícula de honor noche tras noche. Pero que pobre nominar a la alicantina comparándola con una actuación de hace 12 años ¿no? Menos mal que ahí está Noemí Galera para poner un poco de cordura a la noche…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *