• septiembre 26, 2020 8:39 am

OT Gala 4: Gran acogida para “Díselo a la vida” y de nuevo nominaciones injustas.

En un visto y no visto, hemos pulido un mes de Operación Triunfo y como ya es un clásico en nuestra página, no podíamos fallar a nuestra cita con nuestro artículo de los lunes comentando la jugada.

La gala comenzó por una canción muy especial para los concursantes, “Díselo a la vida”, compuesta por Rafa y a la que ya le hemos dedicado una entrada. A pesar de la puesta en escena de la actuación, un tanto… ¿infantil?… Por fin una grupal les atravesó las venas y pusieron todo de si. El público mostró que el tema ya forma parte de su vida, cantándola a viva voz

Parecía que el programa estaba decidido a no dejar nada para el final, poniéndonos las dos actuaciones más esperadas nada más empezar. Un poco más de expectación por favor…

Los encargados de abrir la gala fueron Samantha y Flavio que bordaron esta versión tan especial de “Call me maybe”. Perdonadme mi momento fan del día, pero una vez más perdí la cordura con ella. Va dando pasos de gigante, derrochando carisma. Flavio, sigue haciendo de las suyas con su voz profunda y encandiladora, pero un poquito más de expresividad sobre el escenario no vendría mal.

Los siguientes fueron Bruno y Nia, siendo el brillo de la noche. Él, con una rapidez fascinante, está adquiriendo la presencia necesaria para seguir dando guerra en la academia, los galones para decir aquí estoy y que se le empiece a valorar como realmente merece. Y Nia, ¿Qué decir de ella? Ganó el concurso desde el primer momento. La excelencia en persona.

Maialen, ayer, solo hacía falta mirarla a los ojos para saber que era la clara merecedora de quedarse. La fuerza de una superheroína, a la que por fin podemos descubrir un poco más.

El expulsado fue Nick… Que puf… Muy valiente sí… pero descontrol absoluto de voz.

Después de los nominados, le llegó el turno a Anaju y Javy que supieron contener la gran carga emotiva que tenía para ellos esta canción con una actuación correcta, pero aburrida. Un poco más de conexión entre ellos, de miradas… seguramente la hubiese mejorado.

Alguna vez en tu estancia en las redes sociales te habrás encontrado con el típico meme de quédate con quien te mire como esta persona. Ahí, podríamos insertar perfectamente la actuación de Gérad y Anne. Si hay un halo de amor, hay éxito asegurado y este es el caso.

Quizá, en una gala de tanto nivel, Hugo y Eva, se quedaron algo cortos, debido a su falta de fuerza en un tema que no les gustaba.

Un artista triunfa cuando sabe conectar con el público. Superando todas mis expectativas, Rafa y Jesús cerraron la noche con “Princesas” con su toque canalla. Por otro lado, la progresión no se la veo por ningún lado…

No puedo terminar sin hablar de que una vez más, el jurado estuvo desacertado, con unas valoraciones, un tanto… ¿aleatorias? No vendría mal que estuviesen más en consonancia con lo que se les instruye a los concursantes en la academia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *