“Quimera”, el sueño hecho realidad de Alba Reche

El pasado 25 de octubre, Alba Reche estrenaba su primer álbum debut llamado “Quimera”, un nombre que le hace destacar por su significado mitológico: ser monstruoso de origen oscuro, híbrido entre un león, un macho cabrío y un reptil.
El disco contiene 11 canciones; todas y cada una de ellas, tienen un nombre y giran en torno a la mitología griega, dándole así su sello personal.
̈quimera ̈  es la primera canción que se muestra en el disco. En ella combina el sonido de la guitarra, las palmas y un coro, haciendo mostrar un ambiente cerrado y desprendiendo dulzura.
“caronte”  fue otro de sus adelantos del disco, que además viene acompañado de un videoclip. En comparación al de medusa, este se le atribuye por su delicadeza y fragilidad, que toca con el corazón y lo rompe en mil pedazos.

La siguiente en sonar, ̈asteria” con esa voz angelical, mágica que te lleva a la calma y te transporta a otro mundo.
̈aura ̈  se muestra de forma acústica convirtiéndose en una canción muy íntima y muy sentida: tema diferente a lo que llevamos escuchando. Desea la felicidad a esa persona aun sabiendo que no volverá. Porque por más que nos cueste, muchas veces es mejor tomar caminos diferentes.
Si continuamos, suena “niña”. Esta canción lo comenzó a componer dentro de la academia y ha acabado siendo un bolero que le da ese toque más sensual.
Con referencia a “lux” , viene acompañado de sonidos más electrónicos y con toques cubanos. A diferencia de las otras, casi al final del tema, suenan voces en francés, algo que le hace más único aún.


Si hablamos de “hestia”, permitidme decir que, es sin lugar a dudas, mi favorita. Es una canción llena de sentimientos, compuesta con una gran delicadeza, donde Alba nos muestra y nos abre un poco más su corazón.
Con “inanna” vuelve esa voz seductora y mucho más ritmo que otras. En esta habla de querer alejarse de lo que le hace daño, porque lo primero es quererse a sí misma.
En “eco”, la alicantina ha querido mostrar otro lado utilizando y mezclando diferentes sonidos, convirtiéndolo así en otra de las canciones únicas con más ritmo del álbum.
“medusa” fue el primer single. Esta canción me conquistó desde el segundo cero. Ha logrado combinar ese arte y esa sensualidad con unos ritmos y unos toques electrónicos, que hace que no pares de cantarla y bailarla.

Si bien ya nos ha dejado boquiabiertos, el disco concluye con una colaboración de Pol Granch y que lleva el nombre de “ares”. Voces rasgadas que lo convierte en una unión perfecta. Y si hablamos de Pol cuando canta en francés.. ¡y cuando canta en francés!…Sin palabras. Impecable. Verdaderamente, pura elegancia por ambas partes.
Como hemos podido comprobar a través de su música, Alba se caracteriza de pura humildad y sinceridad. Ha logrado unir miles de historias en un solo disco, y de alguna manera, ha llegado a transmitirnos esa delicadeza y ese arte que le hace ser especial.
Para finalizar, solamente recordaros que la alicantina comienza dentro en unas semanas su primer tour: “Quimera tour”
La primera parada será en su ciudad natal, Elche, el próximo 21 de diciembre.
La lista de ciudades continúa con:
Murcia – 17 de enero
Bilbao – 24 de enero
Barcelona – 31 de enero
Madrid – 1 de febrero
Santiago – 8 de febrero
Alicante – 14 de febrero
Sevilla – 21 de febrero
Pamplona – 6 de marzo
Gijón – 14 de marzo
Valencia – 17 de abril
Málaga – 24 de abril

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *