Una noche de fiesta con Bastille en ‘Doom Days’

No todos los discos cuentan historias y no todos lo hacen como Bastille. La banda londinense ha decidido no solo contarnos la historia de una noche de fiesta, si no invítanos a ella en este su tercer álbum de estudio. Y nosotras lo hemos pasado muy bien.

Gracias a la contraportada del disco podemos saber con exactitud a qué hora de la fiesta se corresponde cada canción, lo que ayuda a la mayor comprensión de esta locura narrada con la voz de Dan Smith. Una fiesta que cada uno puede interpretas según sus sentimientos.

Quarter Past Midnight, el inicio de la fiesta

Enérgicamente comienza este disco. A las doce y cuarto de la noche da comienzo la fiesta y este disco. Queremos escalar los muros, subirnos por las paredes, gritar y correr. Lo que esta canción nos transmite no solo se da en las fiestas, si no en la propia vida “¿por qué siempre estamos persiguiendo algo que no llega?” Quizás ese sea uno de los motivos por el cual nos vamos de fiesta, enloquecemos y nos olvidamos del mundo. Tan solo nos queda saltar al ritmo de este Quarter Past Midnight.

Bad Decisions y The Waves

El nombre lo dice todo. La fiesta, la vida, el alcohol…Todo nos puede terminar conduciendo a esas malas decisiones que todos tomamos. ¿Y qué mejor momento que con una copa de más para una crisis existencial? ¿Qué pensaría mi madre si me viera? Es una de entre tantas preguntas que Dan Smith se pregunta en The Waves pero ¿y qué se le va a hacer? A la mañana siguiente, volvereré a tomar una mala decisión.

Esta sección de Bad Decisión y The Waves se une para formar el conjunto de ese momento de la fiesta en el que tan solo escuchas la música, te mueves y tu cabeza se marea entre dudas e indecisión.

Divide

Esta canción merece una interpretación individual. El momento de tristeza que llevamos fraguando desde hace dos canciones se muestra ahora en un rostro más amoroso. ¿Por qué nos separamos? Podríamos ir juntos?/ El sentimiento de soledad que acompaña a cada persona sea durante una fiesta o no. Ese pensamiento de ‘todo podría haber ido bien, ¿qué pasa ahora?’ Unido al grito de Dan que pide que no le dejes solo.

Una canción que camina más despacio pero a paso firme, como cuando dejas la copa para atravesar la sala y te sientes solo. Un poco como en 3 Metros Sobre el Cielo, pero bien.

Million Pieces

Casi van a dar las tres de la mañana y aquí seguimos, con la cabeza loca. Ya hemos hablado de nuestras decisiones y del amor, pero ¿qué ocurre en el mundo? Que está terminando y no hacemos nada, aquí seguimos. Este es el momento de enfado, de ‘déjame, que voy bien’ pero tu cabeza no lo está tanto. Te preguntas cosas ya no sobre ti, si no sobre todo el mundo y el por qué de esto e incluso con algo de nihilismo.

Doom Days

Por fin el título que le da nombre al álbum, un título que, a las tres de la mañana, mezcla todos los sentimientos que tenemos. Esta vez la canción toma un tono más político, más similar a lo que podría ser un capítulo de Black Mirror. En el, Dan critica que hemos dejado el mundo morir y estamos haciendo lo mismo con nuestras relaciones sociales, con nuestra vida y familia. Critica el uso excesivo de las tecnologías y el vicio al ‘scroling’, olvidando lo que ocurre a nuestro alrededor. Nos hacemos el vacío y en esta fiesta ya no queremos saber nada de nadie.

Nocturnal Creatures y 4AM

Llega el momento de beber más, de disfrutar, de moverte sin que nada ni nadie te importe y eso es lo que muestran estas dos canciones. Nocturnal Creatures nos afirma lo que el título indica, somos criaturas nocturnas y la noche es nuestra. La canción que menos dice pero más se siente, pues llega ese momento en el que no sabemos ni quien somos.

Y ese momento llega a las 4AM, tema con el mismo nombre. Como dice Dan, muchos están ya K.O y otros ni siquiera sabes donde se encuentran. Pero es ese momento, ese clímax, en el que todos son tus amigos. En el que tan solo con esa gente te sientes en familia, pues todos estáis pasando por lo mismo. Y no, no hablamos de la borrachera. Después del mental breakdown llega el aire de positivismo, la calma…pero no por mucho tiempo.

Another Place

Y de pronto te cruzas con esa persona especial. Esa persona que te hizo sentir tanto, tanto como para escribirle un libro. Todos hemos sentido eso y ahí es el momento en el que la felicidad de 4AM se rompe. En este tema de amor, Dan Smith habla de esa persona que te hace ver el cielo pero, finalmente, te rompe el corazón. No me hagas promesas que vas a romper.

Those Nights sigue a este tema y vuelve un poco a la desvariación del inicio. Intentas ir al cielo en una noche como esta. Después de recordar a tu amor, de dudar sobre tu existencia y tus elecciones llega ese momento de la noche en el que te vuelves a sentir solo. Tus amigos están lejos, físicamente o ‘espiritualmente’ y tú vuelves a sentirte en la soledad. Y entonces, en frente, aparece una persona que se siente como tú. ¿Qué puede salir mal? Bah, ¿Qué más da? Vayámonos juntos, se lo que sientes. Y Dan lo trasmite a la perfección.

Joy, la alegría del despertar

La típica fiesta en la que te despiertas a la cocina llega a su fin. Y termina a las 08:34 de la mañana, hora en la que te llama esa persona. La persona por la que tanto has llorado y te has comido la cabeza. ¿Y qué sientes, a parte de una tremenda resaca? Joy. Felicidad. No te arrepientes nada de lo vivido porque puede que eso te haya llevado a ese acontecimiento y es momento de celebrarlo. La voz de Dan Smith nos llena de alegría, nos transmite ese sentimiento y esa sensación, la hayas vivido o no.

Un disco mágico, lleno de temor y emoción que consigue transportarnos a esa casa en la que transcurre este nuevo disco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *