• septiembre 25, 2021 4:41 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

“Corazonada”: el disco inmersivo de Veintiuno

Veintiuno es frescura, contar las cosas con un realismo absoluto y un carisma innato. En muchas ocasiones, he resaltado que son mi grupo revelación de este año, pero siempre el momento es bueno para poder repetirlo. Su disco, “Corazonada” es fiesta, pero también un corazón partido ante los vaivenes de la vida. Hoy es nuestro disco por analizar.

“Júbilo” es la primera canción del álbum, completamente instrumental. Sirve para coger impulso y sumergirse de lleno en el disco.

Por otro lado, “Haters” cierra con la puerta en las narices a todo aquel que pretende entrometerse en donde no le llaman. La vida le golpea, pero continua su andanza con chulería y estilo. Todo un dardo lleno de potencia.

Continuando con “Parasiempre” es el empaste de voces ideal de Diego (vocalista del grupo) y Ainoa Buitrago. Dulcifican la instrumental con una guitarra acústica hechizada por las voces de los dos protagonistas. Desprende pasión a raudales.

“Corazonada” es un predominio del ruido frente a la palabra dolorida. Un perfecto reflejo de la sociedad en la que vivimos. Busca una salida, pero las luces de la actualidad se apagan a su paso. Un buen tema para reflexionar sobre quienes somos y a dónde vamos.

Con “Anhelo” vuelve el descaro y la garra. El piano desliza la canción desde los oídos hasta las profundidades de nuestro organismo. Comenta un proceso de enamoramiento sin medida, pero la mentira es el otro personaje de este baile. El uso de los instrumentos de viento es francamente maravilloso.

Sin embargo, “Tanto” es una crítica excelente al narcisismo que nos rodea en nuestro día a día. Las redes sociales están llenas de vidas idílicas y sonrisas relucientes, pero todos consumimos este tipo de contenido. En esta ocasión, la instrumental otorga un mayor protagonismo a la voz del vocalista. Podría ser un reflejo de la vida “hater”

A continuación, “Salvavidas” recupera la electricidad junto a Pole. Coge de la mano e invita a vivir. Se ofrece a ser un refugio eterno. Por otro lado “Cortavenas” pone la fiesta a una letra dura, pues refleja la doble cara de una persona en una relación sentimental.

Juegan fuerte con nuestros corazones en la recta del disco. “Desvelo” amarra con fuerza el pasado y la imposibilidad. Mientras que, “Se me ha olvidado” mece en su sonido al oyente.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *