• julio 3, 2022 11:00 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

(Crítica) “Todo lo otro”: Una serie llena de honestidad

Tratar una multitud de temas transcendentales para las generaciones más jóvenes de nuestra sociedad, en tan solo nueve episodios de media hora puede parecer una tarea complicada pero no imposible. Solo hace falta poner la cámara en las personas que deambulan a nuestro alrededor para contar con la máxima sinceridad y honestidad posible su día a día.

Este es el caso de “Todo lo otro” la serie protagonizada, dirigida y creada por Abril Zamora. En ella cuenta con actores y amigos de la talla de Miguel Bernardeau, Juan Blanco, Alberto Casado, Bea de la Cruz, Andrea Guasch, Nuria Herrero, Pepe Lorente, María Maroto, David Matarín o Raúl Mérida. Recuerda que ya puedes disfrutar de ella al completo en HBO.

La protagonista, Dafne es el pilar sustentador de la serie. Ella es la perfecta confidente y siempre trata de que las personas que orbitan a su alrededor lo hagan con la máxima felicidad posible. Su problema es que siempre trata de silenciar sus huracanes internos, hasta que llega un día en el que no puede más y explota.

La sinceridad duele y se puede ver como cambian las vidas de los demás cuando este hecho aflora hasta la superficie. El egoísmo es uno de los principales males del mundo actual y este arremete contra la vida de Dafne, pues sus amigos preferían vivir en el clásico “ojos que no ven, corazón que no siente” antes de pararse a escuchar lo que se le pasa por la mente a su gran aliada. Es un estudio sociológico que se podría aplicar a cualquier vida rutinaria.

Esta serie además es la definición perfecta de libertad. No solo plasma como las personas transexuales tienen que enfrentarse al cambio de sus vidas, lleno de tabús y miradas de interrogantes incómodos, sino también cómo toda profesión que se salga de lo normativo despierta juicios sin motivo. En definitiva, “Todo lo otro” nos intenta transmitir un firme mensaje: “si te hace feliz, persíguelo con todas tus fuerzas y no pienses en el qué dirán”.

Pero todo esto no se queda ahí. Pues también tienen una multitud de problemas sentimentales que trastocan la salud mental de sus protagonistas. ¿A quién no le va a gustar un buen salseo?

Pasando a aspectos más estéticos, se puede decir que es una serie muy dinámica, pues posee una estética llena de vida y color, pero también tiene una narración de lo más divertida que aumentará tu empatía con la protagonista. Además, comienza a introducir de una manera cómica pero respetuosa el inicio del coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.