El Rey León, El Musical: Una experiencia grabada a fuego en la retina.


Si eres amante de los musicales y de Disney, el musical del Rey León es una parada obligatoria para ti. Cientos de veces he fantaseado en mis paseos por la Gran Vía madrileña en asistir a semejante espectáculo, el pasado viernes, engañada, puse el colofón perfecto a la celebración de mis recientes 19 años.

El show comienza con una de las escenas más míticas de la historia del cine. El Sol de la sabana africana aparece en escena, y la emoción ya está presente. Rafiki nos da la bienvenida, y ejercerá durante toda la obra, con un halo de misterio, como una narradora muy peculiar. Simba a nacido, y todos los animales se dirigen hacia la roca del rey, siendo un momento majestuoso cuando muchos de ellos aparecen en el patio de butacas, incluido un gigantesco  elefante que me dejó completamente enamorada.

Estamos hablando de un espectáculo 360 grados en muchos momentos, y no solo en la primera escena, haciendo que no puedas perder detalle de todo lo que ocurre. Déjate sorprender, pues la sabana ha venido a ti.

Si hay unos personajes que me han robado el corazón, fueron Timón y Pumba. Especialmente el suricata, pues tiene un toque de humor muy español, con la que muchos empatizamos. Por si te cabía alguna duda, hay muchos momentos en los que vas a acabar muerto de la risa, y no solo con la peculiar pareja anteriormente mencionada, pues Zazú y el trío protagonista de las hienas contribuirán a ello.

Los decorados y máscaras, harán que dudes si es real o ficticio lo que tienes ante tus ojos. Las escenas del Rey León las tenemos más que asimiladas, habiéndolas visto mil veces y más teniendo el remake reciente, pero parecerá que las vuelves a ver de nuevo. Los pelos de punta en escenas como la lucha final o la muerte de Mufasa.  En este musical, los creadores no han dado puntada sin hilo, y la historia está perfectamente hilada, regalándonos nuevas canciones y nuevas escenas, como puede ser la caza de las leonas.

Los actores son sublimes, tienen voces espectaculares, asistes a una obra de teatro, pero poco tiene que envidiar a los grandes conciertos. Todos los actores tienen una importancia vital, incluidos los. extras que con sus coros contribuyen a aumentar la espectacularidad y la magnitud. Quiero hacer mención especial a los actores que interpretan a Simba y Nala de cachorros, que, a pesar de su corta edad, pisan las tablas con una madurez digna de un artista experimentado.

Una experiencia que recordaré durante toda la vida, y creo que es uno de los mayores espectáculos de la historia. ¿Y vosotros, qué pensáis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *