Georgina nos transmite ese espíritu de lucha por seguir adelante en su nuevo disco.

Georgina es de esas artistas que escuchas en Cadena Dial, y te gusta, pero todavía no le has otorgado la oportunidad de escuchar un disco entero suyo. Su reciente álbum “Bienvenido a mi habitación”, acompañado de una canción con Pablo López, fue como un cartel luminoso para mi, pidiéndome a gritos que era el momento de ponerse a escucharlo y así fue.

Se que las comparaciones son odiosas, pero creo que esta es un elogio. “Bienvenido a mi habitación” es una vuelta sonora a los orígenes del pop español. Este tipo de sonido, que hoy en día solo lo escuchamos con toda una leyenda viva como lo es Ana Belén. Siempre agradezco que este tipo de sonido nunca muera, es seña de nuestra música.

Prosigo con “María”, esa canción que me enamora con solo leer la letra, que surjan gritos feministas siempre favorece esta sociedad y la enriquece. Mujer fuerte, que vive en el extranjero, sin miedo alguno, que saca a su familia adelante.

La siguiente canción es “Bésame”, esa canción en la que cualquiera podríamos ser su protagonista, sin metáforas que nos alejen de la realidad, podría formar parte de nuestro día a día. El amar sin que nada importe.

Resultado de imagen de georgina bienvenido a mi habitación portada

La próxima en conquistarme es “Cero”, en la que Georgina se encuentra con un compañero de baile perfecto como es Manuel Carrasco. El ejemplo de que cuando dos almas llenas de verdad se juntan y hacen música llegan a lo más profundo de ti. Luchar, aunque las cosas no vayan bien y creer en uno mismo, sin miedo, pues al fin y al cabo el mundo sigue su curso.

A continuación llega “Supermujer”, algo más rítmica que las canciones que llevo escuchadas hasta ahora, de estribillo pegadizo, pero no por ello de letra menos importante. Mantenerse fuerte ante una ruptura, y disfrazarse de “superheroína” ante el dolor. Al igual que la anterior canción transmite ese positivismo y esas ganas de lucha.

En “Con solo una mirada” colabora con toda una maestra como es Vanesa Martín. Dos cantautoras como ellas solo pueden hacer una cosa, y es magia. Canción de desamor, de dolor y esas que tienen la intensidad perfecta para que a mi me enamore y me emocione.

Y por último esa canción que me ha invitado a escuchar este disco, “Soñador” acompañada por Pablo López. Quizá hay muy pocas canciones dedicadas a esos locos soñadores que creen en sus ideas más allá de cualquier frontera que persiguen sus sueños y tienen un hambre de comerse el mundo.

Tras escuchar el disco solo puedo dar las gracias a iniciarme este blog y en no dejar de descubrir nuevos sonidos. Con su sencillez nos alegra hasta los días más lluviosos. Sin duda alguna “Bienvenido a mi habitación” es todo un regalo para los oídos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *