Incendios: un baile de sentimientos al son de Dani Fernández.

“Incendios”, el disco de Dani Fernández es de esos que sabes que te va a conquistar antes de escucharlo por primera vez. El cantante nos ha enamorado a todos, colándose en nuestras vidas con canciones como “Te esperaré toda la vida” o “6 de septiembre” en la que colabora con Andrés Suárez. Es todo un regalo que Dani cante en nuestro idioma. Todo un currante que se está labrando un hueco en el panorama musical. En este artículo descubriremos las canciones inéditas de este.

La primera de ellas es “Y te diré”, tan sencilla y tan bonita. Una de mis grandes favoritas. Él sabe ponerle letra a ese sentimiento inexplicable de tener que decir adiós a esa persona que tanto te gusta. Pensar que esa separación ha sido un fallo del destino, soñar con volver a ver a aquella persona.  Estoy segura que va a ser una canción esperanzadora para muchas personas que se encuentran en esa situación.

“Bailemos” es ese punto eléctrico que le da un toque único al disco. Una canción hecha para ser saltada en el directo, al son de los acordes de la guitarra de Dani Fernández y dejarnos las cuerdas vocales cada vez que suene por nuestros auriculares. A mi me invoca cualquier calle perdida y con encanto de Madrid, me nombras mi querida ciudad y yo me quedaré a tu lado siempre. En cuanto a la letra, es ese no querer decir adiós, de alargar los minutos. Querido Dani, el tiempo con tu música, siempre será eterno.

“Ahora”, con un halo canalla, pone positivismo con un sonido acústico a una historia dura. Pone luz a una ruptura, demostrando que detrás de una última llamada, cuando ya no queda nada hay una salida. El tiempo todo lo cura, y las heridas terminan cerrándose.

Por último llega la que para mi es la joya de la corona, “No te pido que vuelvas”. Es elegancia y sencillez, pues no le hace falta nada más que la voz de Dani acompañada por el piano. El artista se abre de par en par, nos muestra todos sus sentimientos y logra que esta historia también nos duela a nosotros, pues es imposible no emocionarse con la rasgada voz del cantante. Es querer olvidar y no poder a pesar de todo el dolor que esto conlleva. La traca final para un disco de 10.

Sí, sabía que me iba a gustar, sabía que se merecía sitio en mi colección, pero ha sido mucho más que eso. Dani me ha vuelto loca, un baile de sentimientos. Sin duda va a estar entre mis elegidos al disco del año.

Gracias por esta maravilla.

Dani Fernández siempre enamora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *