Mi mejor año como fan (Parte II).

Quizá llegáis a este artículo habiendo leído la primera parte, pero para los más despistados, estoy repasando el espectacular año 2019, repleto de conciertos. Y aquí tenéis la segunda parte del artículo.
Todos sabemos que los conciertos en verano y al aire libre son un plus que parece dotarte de alas. Así fue el paso de Ricky Merino, Agoney y Roi Méndez por Torrejón de Ardoz. A pesar de que fue una noche muy larga, la adrenalina tiró de los asistentes, no faltando las ganas de saltar en ningún momento.
Hablando del gallego, Roi, llega el momento de hablar de una de mis mayores locuras. Con una maleta cargada de ganas de pasarlo bien, mi amiga y yo nos plantamos en Murcia, para disfrutar de un espectáculo muy intimista en los acordes de la guitarra eléctrica fueron los protagonistas. Roi nos abrió las puertas de su hogar, el escenario.
Pasamos a otra ex triunfitos, Lola Índigo que puso patas abajo a todo Fuenlabrada. Fue mi primer encuentro con la granadina y tuve la sensación de estar ante un espectáculo muy a la altura de cualquier artista internacional. Inteligencia y desborde de pasión.

Probablemente, cualquier fanático, recuerda cómo su mejor concierto aquel en el que ha estado en primera fila y se ha quedado afónico coreando los mejore éxitos de su artista favorito. Pues sí, guardo en el recuerdo con mucho cariño la noche en la que Melendi puso música a Illescas con su Cubo de Rubick.
¿Qué pasa si se juntan dos de los artistas del momento en un mismo escenario? Alfred García y Lola Índigo nos hicieron subirnos a una montaña rusa de emociones, lo más similar a tocar el cielo.
¿Qué deciros de Pablo López? Es ese artista que con dos notas al piano ya levanta mis suspiros y mis emociones. Una vez más, nos mostró su maestría con su espectáculo 360 grados en el que estuvo solamente acompañado por su inseparable piano. Piel de gallina con sólo recordarlo.
Creo que ver a Mónica Naranjo por primera vez en directo es algo que ha cambiado mi perspectiva sobre la música, con una fusión (aunque suene extraña) de rock y sinfónico. Una voz celestial, y un gran repaso de toda su carrera fueron los ingredientes para hacer estremecerse a un Wizink Center repleto y ansioso de la vuelta de la musa.
De Wizink Center lleno a otro en el mismo recinto y con el mismo cartel. Indispensable acompañar a Sofía Ellar en la noche más importante de su carrera. Se ha ganado a un público muy fiel a base de constancia, llevando las riendas de su carrera sola y con mucha sabiduría.
Descalza, como aquel que lleva implícito el polvo de las hadas, llegó al escenario una más que talentosa Belén Aguilera. La artista, aparte de robarnos el corazón con sus temas propios, supo darle una vuelta a grandes éxitos como los de Rosalía. Además, estuvo muy bien acompañada por grandes amigos como Edurne o Bely Basarte.
Creo que no existen palabras para resumir la experiencia en Mónica al desnudo. Por lo que si aún no habéis leído mi artículo, está disponible en el siguiente enlace.

Mónica al desnudo: El sueño de cualquier fan.

Imprescindible, fue asistir al fin de gira de Roi Méndez, en una sala Shocko más que abarrotada. El artista se rodeó de buenos amigos, además de estrenar nuevas canciones con una pinta espectacular.

Pero el año no se ha acabado ahí, ni mucho menos, ya que cerraremos el 2019 por todo lo alto con Dani Fernández y su Tour Incendios en La Riviera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *