• junio 20, 2021 8:38 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

Reflexiones de una fan: Mónica Naranjo

Los orígenes del fenómeno fan son muy diversos, en ocasiones, los medios de comunicación nos llevan a ello, en otras, todo es heredado. Eso es lo que me pasa con Mónica Naranjo, pasión que comparto con mi madre.

La primera ocasión en la que disfruté de tal diva en directo, fue en una fecha clave e histórica, pues fue el comienzo de su gira aniversario Renaissance. Ella, fue brillo puro y duro vestido de elegancia para recibir los corazones de sus fans que se abrieron de par en par. Una experiencia que me hizo levantar los pies del suelo y volar con semejantes himnos. Una fecha que jamás olvidaré.

Previamente, varios años antes, descubrí su eterno compromiso con sus fans, firmando hasta la madrugada su disco “Lubna” en pleno centro de Madrid. Un hecho como este, dice mucho de su calidad humana.

Que un cantante de su talla te dedique un día entero parece un hecho fruto de los sueños de cualquier fan. Toledo fue testigo de “Mónica al desnudo”, en donde ídolo y seguidores nos reunimos como si fuese una charla de amigos a gran escala. A veces esa realidad musical que acostumbramos a idealizar no es tan bonita como parece y este evento es ideal para conocer los entresijos de una carrera tan exitosa.

Si la primera vez que la escuché en directo estaba rodeada de una gran sinfónica, “Puro Minage” a su paso por el Auditorio Nacional madrileño, fue al desnudo, es decir, a piano, dirigido por el maestro Pepe Herrero. Las emociones se podían tocar con las manos y la majestuosidad del lugar lo hizo todo más especial.

Si Mónica Naranjo no existiese, habría que inventarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *