• noviembre 30, 2020 2:00 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

Y por fin llegó la primera noche de asaltos de La Voz para los equipos de Pablo López y Alejandro Sanz.

Las ganas que teníamos del cambio de dinámica en La Voz no eran de este mundo. La primera noche de asaltos estuvo llena de emoción, que, para el disfrute de los fans del programa, fluyó a borbotones. Además, por fin llegaron los asesores, aunque, hay que decir que Carlos Rivera fue el que más aportó al programa.

Pablo López se quedó con la voz de Roger. Es un talent de los que engloba lo que es el significado de la palabra músico. Muy del gusto de López, equipado con piano y la ilusión de la juventud. Ojalá tenga un futuro muy prometedor.

Virginia Elosegui fue robada por el maestro Sanz. Un talento compositor y con experiencia en el mundo del pentagrama merecía una segunda oportunidad. Otro de los robados fue Sergio, por Antonio Orozco, enamorando al catalán con su gran carisma.

El momento más emocionante de la noche fue la vuelta de Carlos Rivera a sus orígenes cantando “La noche del amor” junto a su excompañera del Rey León, Daniela Pobega. Lo más bonito fue ver el significado de esos minutos en sus miradas brillantes.

Alejandro Sanz eligió a Haizeda para continuar en el programa. ¿Qué es lo que más me gusta de la concursante? La sensibilidad que arrolla y remata corazones. Por supuesto, es un perfil de concursante que hace más bello seguirlo semana tras semana, siendo muy diferente a lo visto hasta ahora.

¿Quién fue el robado del equipo? Iván Feria por Pablo López. A lo mejor me matáis por mi punto de vista sobre este concursante, pero me parece un perfil excesivamente visto y explotado. Laura Pausini ya lo dijo, utilizó en su actuación giros del autor original de su canción, Pablo Alborán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *