• febrero 28, 2024 5:35 pm

¡Hasta siempre Rayden, gracias por tu entrega!

Anoche, el Wizink Center fue testigo de una dana temporal atípica. Lejos de llover poderosas gotas de agua o épica nieve, Rayden consiguió hacer caer del techo verdades enfrascadas en versos históricos para despedirse de la capital. Sin duda, el vendaval consiguió inundar con un ritmo vertiginoso los corazones de los asistentes durante más de dos horas y media.

Regalar su verdad a los fans y dibujar a base de palabras la realidad en la que vivimos, fue su mejor baza para convertirse en un personaje mítico. Canciones como «A mi yo de ayer», «Habla bajito» o «La Calle de la Lloreria» fueron grandes aliadas para lograr su cometido.

Además, la unión que logró generar debajo del escenario fue única. Pese a la variedad de orígenes y sentimientos de los asistentes, todos remamos hacia una dirección y terminamos la noche con una bonita emoción en el pecho.

La unión y la hermandad también tomó forma en el escenario con las colaboraciones de Alice Wonder, Tanxugueiras, Fredi Leis o Andrés Suárez entre otros muchos. Sin duda, todas las colaboraciones sobre las tablas fueron un auténtico regalo para los asistentes.

Por otro lado, hay que destacar que las cuestiones sociales no fueron las únicas protagonistas de la noche. También el amor que eriza la piel, gracias a su complejidad para ser descrito bailó con el cantante madrileño. Muestra de ello fue «Haz de luz» predecesora de una épica pedida de matrimonio entre dos fans.

Finalmente, esta canción junto a «La mujer cáctus y el hombre globo» nos demostró que los mejores recuerdos están asociados a imágenes únicas que se tatúan en la memoria para siempre.

Gracias Rayden por esta noche, nos seguiremos encontrando en las canciones.

Laura Salas

Soy fan, luego existo

Por Laura Salas

Soy fan, luego existo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *