• mayo 16, 2021 1:23 pm

(Crítica) “3 Caminos”: Belleza paisajística pero falta de profundidad

Amazon Prime Video comenzó el 2021 apostando por “3 Caminos”, una serie protagonizada por Verónica Echegui, Álex González, Alberto Jo Lee, Andrea Bosca y Anna Katharina Schimrigk entre otros muchos.

En rasgos generales, puede describirse como una historia de unión y amistad. El Camino de Santiago, es un río en el que diversas personas vierten sus vidas e ilusiones. En este tránsito, se encuentran en diferentes cruces con otros viajeros muy diferentes a ellos, que marcarán un antes y un después en sus vidas.

La complicidad entre los actores y como la encarnan sus personajes, es quizá el fuerte principal de la serie. Dotan de una realidad extraordinaria al global de la producción.  

El querer reflejar una multiplicidad de problemas y que sean protagonizados por personajes muy diferentes entre ellos es el principal error de esta serie. El resultado es un exceso de puntos dramáticos que, en más de una ocasión, se quedan a medio camino y sin fuerza. Los ocho capítulos que forman la serie desprenden chispazos, pero la chispa completa de la serie no llega a conseguirse en ningún momento.

Bajo mi punto de vista, una reducción de tramas y de número de episodios, hubiese mantenido al espectador más entusiasmado con la serie. Los episodios finales, llegan a pesar como la mochila de un peregrino.

Los paisajes, son un personaje fundamental. La fotografía y los planos consiguen explotar toda la belleza de los parajes del norte de España. En muchos momentos, da la sensación de estar viendo un documental en vez de una serie.

Por otro lado, definen esta peregrinación como un viaje multicultural, al cual recurren cientos de miles de personas en búsquedas con diferentes propósitos. Ver como encara cada uno de los personajes su propio camino, llena de color la serie, aunque, hay un pero fundamental. Álex González, interpreta a un mexicano muy logrado, pero, el acento queda un tanto extraño en su boca.

  • ALERTA SPOILER –

Si, uno de los principales peros lleva el nombre de este actor, aunque también hay que destacar su formidable trabajo. Encara con mucha delicadeza y potencia a un enfermo de ELA. Resulta escalofriante ver como su personaje se apaga con el paso de los años.

Se mantiene la esperanza de que haya una explosión argumental hasta los últimos momentos, pero, con el paso de los kilómetros y de los minutos, la luz se apaga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *