• mayo 19, 2021 5:42 am

El Teatro Alcalá (Madrid) da todo su cariño a El Consorcio

Las puertas del Teatro Alcalá han sido la pasada noche del 12 de abril la definición perfecta del fenómeno fan. Cientos de fans de todas las edades esperaban ansiosos la vuelta de El Consorcio a Madrid.

La canción encargada de abrir el telón fue “El vendedor”. En respuesta, el público no tardó en alzar las manos moviéndolas a su compás. Un gesto, que simboliza las ganas que tenían de abrazar las canciones inmorales de sus ídolos.

A continuación, los cuatro vocalistas, comenzaron a entonar a capella “Charango”. Un matiz lleno de emotividad, que introdujo al público en las raíces de El Consorcio.

Los artistas, no conquistan solo por su trayectoria sino también por su carisma. Con un gran sentido del humor, felicitaron a los asistentes vacunados. Además, desde la más sentida sinceridad, agradecieron a todos la asistencia en estos tiempos de caos pandémico. El directo es la vida del cantante, pero también los latidos del corazón de todo melómano.

Uno de los grandes sentidos de los conciertos, es descubrir que hay detrás de cada letra. Esta noche, dimos gracias a que la canción de Juan Carlos Calderón “Adivina”, fuese finalmente firmada por los cantantes y no por Luis Miguel como originalmente el autor había imaginado. También, viajamos hasta su infancia, cuando historias como la de “Maitexu mía” se repetían día tras día.

Entre la dureza de las letras, hubo un respiro. Esto, se produjo gracias a los toques caribeños de una serie de canciones.
La recta final del concierto la comenzó “Tómame o déjame”. No sin antes ser presentada por un “Ohh” generalizado. Esta expresión, es el claro significado de que estos temas forman parte de cientos de miles de personas que la han adaptado a su día a día.

Tras “Le llamaban loca”, la joya de la corona saltó sobre las tablas. Se trata, de la eurovisiva “Eres tú”. El tema, aunó en una sola voz el cántico de los asistentes.

El grupo, estaba decidido a cerrar la fiesta con “El chachachá del tren” y “Amor de hombre”, pero el público lo impidió, ansioso de continuar hasta la eternidad la noche, pidiendo otra.

Bajo la promesa de una nueva fecha en invierno, “Secretaria” fue la traca de fin de fiesta.

Un viaje musical muy completo y lo que es más importante, seguro contra el Covid. Una demostración de que las letras traspasan fronteras y generaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *