• noviembre 28, 2020 2:57 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

OT GALA 12: Así fue la semifinal del programa.

Todos sabemos lo que significan estas alturas del programa, una mezcla de sentimientos muy poderosa. Los chicos lo dieron todo de sí mismos para que fuese difícil despedirse de los dos que tuviesen que abandonar la academia, además de contar con unos invitados de lujo que no quisieron perderse la cita.

La solemnidad que le da ABBA a la vida cada vez que suena su música, logró transmitírsela a los chicos- “Layall you love on me” demostró que los chicos están cada vez más sueltos en las grupales (y ya era hora).

La encargada de abrir la noche fue Samantha. que rescató a la concursante que llevaba varias galas perdida y que es capaz de dejar mudo a cualquiera. Interpretación de lujo para acompañar a un plato sublime.

Otra vez Anaju dio una vuelta de tuerca, justificando más que de sobra su puesto en la final. Sentimiento a flor de piel, arropada por música en directo que tanta falta hace en este programa. No deja de sorprender.

Por otro lado, Flavio con “Vi” estuvo correcto, pero le faltó sentir más esas palabras con las que Pablo López abrió su primer disco, biografía de un sueño cumplido. No se puede tener esa inexpresividad, que le dejó en el 5.

Maialen, con Bruno a la batería, consiguió hacernos creer que este “Si te vas” salió de su puño y letra. Una lástima que se quedase a las puertas de la final.

Tras ella, llegó el turno del primer trío de la edición “R.I.P” con Nia, Samantha y Anaju. Como tres diosas recién bajadas del Olimpo nos volaron las pelucas.

La lluvia de felicidad la provocaron Hugo y el primer invitado de la noche, Miki Nuñez, que pareció encontrarse con la horma de sus zapatos de esta edición.

A continuación, les siguieron Eva y Flavio, con mucha sensualidad y saber estar sobre las tablas. Pero para mi gusto, la unión de sus voces chocó un poco.

Pero la magia sin duda la congregó la siguiente actuación con Blas Cantó y Nia. Un momento que con el paso de los años perdurará en nuestras memorias con “Tengo ganas de ti”, clásico entre los clásicos. Pueden hacer lo que quieran con sus voces y ojalá nos sigan iluminando mucho tiempo.

Eva con La Casa Azul, otros de los invitados, estuvo completamente en su salsa.

La actuación final fue “Adiós papá” con una todoterreno Maialen y Hugo, muy repetitivo en cuento a estilo y como siempre tirando de su carisma, nada que no hallamos visto hasta la fecha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *