• octubre 31, 2020 5:53 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

“Con los pies en el suelo”, una filosofía de vida, marcada por la progresión de Cepeda.

El segundo disco de Cepeda ha sido como un toque en el hombro hacia mi persona, provocándome que me gire hacia él con los brazos abiertos. Ha demostrado una gran progresión hacia un sonido roquero con aires canallas con el que es muy difícil resistirse. Como un dibujo sobre la piel de sus fans, la tinta de sus letras ha calado en sus venas.

Aunque no me considero una fiel seguidora del cantante, con este disco, a pesar de tener a penas semana de vida, estoy segura de que me voy a llevar muy bien con él. Quiero hablaros en esta entrada de uno de mis temas favoritos: “Con los pies en el suelo”.

El videoclip, es de este tipo, que cuando estas escuchando la canción, las imágenes se te reproducen en la cabeza. La rabia de la letra está muy bien representada, ya no solo por las escenas de acción, si no por el juego de luces parpadeantes de los tonos más fríos. El cantante, explora su parte más interpretativa, actuando seductor y opositando a ser un buen soldado en una película de acción. La ansiedad ante el jefe que lucha por sacar de los nervios a cualquiera que se le pase por delante se palpa ante el intento de mantener la cabeza fría cuando pasa por su lado, y la ansiedad de la soledad. La estética oficinista también tiene mis dieces.

En este tema, podemos palpar las inspiraciones del artista que tantas veces ha confesado. Es como un resorte para las piernas, provocándote que sueñes con comerte el mundo cuando suena por tus cascos.

Es un grito a la cara a todas aquellas trabas que te puedes encontrar en la vida. Puedes volar pero siempre amarrado al suelo, cosa que más de uno se podía aplicar.

Cepeda, tienes mi aplauso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *