• junio 18, 2024 8:02 pm

Entrevista | Farnaz Ohadi: «No hay lugar para el miedo cuando eres una Flamenca»

PorTeam Delirium

Ene 11, 2024 #Farnaz Ohadi

Entrevistamos a Farnaz Ohadi, una artista iraní que desde siempre se ha sentido muy atraída por el
género por excelencia en España: el flamenco. De ahí nace su carrera artística mezclando
música flamenca con persa. Sin ninguna duda, su música está llena de personalidad
porque es la única artista que mezcla estas dos combinaciones, creando arte a través de
ellas.

Soy una cantante y compositora que ha estado explorando la creación de una sola voz musical, donde las líneas entre el flamenco y la música persa se difuminan.

La conexión comenzó con mi padre y su entusiasmo era pegadizo. Habló de España en general y de las migraciones de los nómadas que finalmente se establecieron en Andalucía durante mucho tiempo. Es un amante de la historia y se identificaba con la forma en que los gitanos volcaban sus luchas cotidianas en una expresión tan expresiva y fuerte como el flamenco. También es/fue músico y siempre hablaba de que le hubiera gustado tocar la guitarra flamenca en lugar de su instrumento que era el acordeón.

Y así tuve el privilegio y el placer de escuchar su preciosa colección de maestros del flamenco antiguo como Lola Flores y Chocolate y Camarón durante toda mi infancia y adolescencia.

Pero nada solidificó el flamenco y mi amor por España como el viaje que hicimos en familia cuando yo tenía 13 años. Pasamos un mes viajando sólo por el sur, y tanto mi padre como mi madre vinieron preparados con una gran cantidad de información sobre historia, arquitectura, comida, arte y por supuesto, música y baile de España. Y me enamoré completamente.

Me siento conectada con España en general, y con los españoles en particular, porque veo cómo viven con alegría. Especialmente, sus vidas a menudo se definen por la música y los innumerables festivales alegres, y creo que los iraníes comparten el mismo entusiasmo por la vida y el mismo deseo de vivir una vida apasionada y llena de alegría.

El proceso ha sido un camino largo y ha sido una decisión bastant intencional. Crecí en Irán y viví allí hasta los 17, sumergida en diferentes tipos de música, incluyendo el flamenco, jazz y la música clásica occidental. Pero, la música clásica persa fue algo importante en mi desarrollo artístico, gracias al amor de mi madre en particular por ese estilo musical.

Cuando emigramos a Canadá, en 1998 finalmente tuve la oprtunidad de comenzar a bailar flamenco, convirtiéndose en un sueño hecho realidad. Y bailé por casi 12 años. Sin embargo, cuando tuve hijos, al ser tan pequeños no era sencillo bailar tanto como quería así que comencé a explorar el cante (flamenco). Así descubri cuan rico y complicado el cante podía ser y comenzó a incrementar con fuerza mi aprecio al baile flamenco, a la vez que entendía rápidamnte que estaba trabajando algo completamente diferente como cantante.

Al principio, durante muchos años, aspiré a sonar ocmo mis ídolos, los increibles cantaores y espciamente mujeres como Carmen Linares, Enrique y Estrella Morente y Lola Flores. Pero poco a poco comencé a comprender qe lo que realmente quería era sonar como yo misma. Así comprendí que tenía que mudarme a España para realmente profundizar en mi conocimiento de cante; o si me quedaba en Canadá para crear autentico arte, necesitaría llegar a algo que fuese completamente mío.

Así que comencé a explorar la idea de mezclar los ritmos flamencos con la poesía persa. Tontamente pensé «no será tan difícil». Bueno, digamos que mi primer álbum fue un proceso de seis años de profunda exploración y mucho ensayo y error. Pero los resultados finales, por primera vez sintieron que eran «MÍOS», Ahora puedo decir que esta decisión me ha llevado a un camino donde ahora soy capaz de cantar las canciones que salen de mi alma, sin necesidad de seguir haciendo covers de otros artistas.

Para mí, el haber estado influenciada y sumergida en el flamenco durante toda mi vida, ha sido algo muy importante. De hecho, tengo toda una conferencia sobre esto, explicando que he sido criada pidiendo disculpas como mujer, teniendo que asegurarme que no ocupo mucho espacio, intentando siempre ser recatada, cooperativa y una seguidora. El flamenco me ha lberado de todos esos pensamientos y algunas restricciones autoimpuestas. Aspiro a vivir tan libre, sin miedo y sin remordimientos como las mujeres flamencas, y eso define muchas decisiones en mi vida, inclutendo la difícil decisión de mudarme a España recientemente, a una edad mucho más mayor.

¡No hay lugar para el miedo cuando eres una Flamenca!

La palabra en sí significa desnudo. Pero, como muchas palabras persas, puede ser interpretada de diferentes formas. En esta canción aspiraba derribar los muros de las pretensiones y ser abierta, vulnerable y honesta sobre lo que significa sentirse completamente consumida por la tristeza, el dolor y la depresión. Y junto a mi co-compositor y productor musical, Gaspar Rodríguez, eligiendo Solea por Bulerías como una de las fomras fundamentales del flamenco, para recrear realmente el pilar de esta canción, y para asegurar que las conversaciones que estoy teniendo con el oyente han sido la decisión correcta.

Fue un proceso difícil, pero no por la parte técnica de la canción en sí. Atrás quedaron aquellos días en los que tenía que pasar meses y meses intentando combinar la poesía persa con el ritmo flamenco. Ahora mi instinto me ayuda a entender qué clase de poema combinará mejor con los diferentes tipos de palos (flamencos).

Así que, en este caso particular, no fueron realmente las partes técnicas sino más bien la presentación conceptual de cada pura emoción, profunda depresión y pensamiento suicida que estaba experimentando y vertí en esta pieza musical. Creo que una de las experiencias más desgarradoras en el mundo es cuando una persona no es capaz de conectar con su verdadero yo, sintiendo que su alma está atrapada, ya sea por decisión o las circunstancias que la rodean. Así que, creando esta canción en particular, elegir su letra ha sido una decisión muy difícil porque me sentía muy vulnerable. No hay nada oculto.

Igualmente esta canción es, de hecho, fundamentalmente sobre la resistencia a través de emociones osucras, profundas y desesperadas.

Soy una persona extremadamente privada. De hecho, siempre he intentado controlar mis porblemas emocionales ocultándome en mi espacio creativo y personal en lugar de compartirlos de forma abierta buscando consejo o ayuda. Creo que, de algún modo, escribir la canción no ha sido tan diferente a eso — igualmente, ahora que la canción ha salido a la luz, me recorren cientos de emociones cada vez que la escucho o interpreto, porque ciertamente habla de cosas muy sensibles como la autolesión, ideas suicidas, desesperación, depresión y sentimientos de soledad.

La palabra «Oriyan», o desnudo se refiere a los momentos donde estamos en lo más profundo del pozo y experimentamos cada emoción en su forma más natural. Cuando estás en ese estado de profunda depresión, cuando te sientes en un cruce con la decisión de rendirte o seguir adelante con esas emociones que ya no están adornadas por las distraciones de la vida cotidiana, el amor de tu familia, trabajo u otras preocupaciones diarias. Es ese momento en el que estamos frente al espejo, abiertas, vulnerables, y entonces tenemos una decisión que tomar: rendirse o elegir vestir ese momento desnudo de vulnerabilidad con esperanza y resistencia.

Antes preguntásteis por qué hago lo que hago. Mi primer álbum fue completamente un proyecto personal. En ese álbum, tracé mi camino artístico desde las frustaciones de ser una mujer que quería cantar públicamente en Irán hasta la migración, la pérdida de familiares, la necesidad de encontrar sentido en un mundo completamente nuevo asentando nuevas raices, una crisis espiritual, cuestionar mi camino como artista y su consiguiente aceptación para asentar mi vida como artista. Lo cierto es que nunca termino de creer que alguien más esté interesado en lo que yo tenía para crear, el flamenco persa. Era mi auténtica expresión personal. Así que, de hecho, este álbum sigue siendo mucho de mi, y esta canción junto a muchas otras del álbum son extremadamente personales.

Al final del día solo creo música para mi, porque la música que existía nunca fue suficiente para mi y las historias que me gustaban explorar. Me siento extremadamente privilegiada y honorada de haber encontrado a otros interesados en conectados y haber sido capaz de encontrar coincidencias y compartir historias. Así que sí, ser vulnerable es difícil, pero las recompensas son inmesas y espero tener cada día la fortaleza de poder reconocer este honor y saber valorarlo.

Creo que mi primer mensaje sería que nunca es tarde para seguir lo que realmente te hace sentir un artista. El arte no gana valor por la aprobación de otros. Si habla a tu alma, y si resuelve problemas y traumas; o si da respuesta a preguntas que tenías, entonces merece la pena crear. No soy una persona joven, de hecho, acabo de cumplir los 50. Y ese es el mensaje que me gustaría transmitir, que la edad sí que es solo un número. Dirijo este mensaje especialmente a las mujeres en general y a las mujeres iraníes en partícular que, pese a las cadenas que puedan sentir que las atrapan, aspirar a crear es un sentimiento liberador. Por supuesto yo he elegido un proceso creativo muy abicioso, pero la creatividad y l alibertad puede ser conseguida de muchas maneras, incluso si es solo escribiendo un diario o cantando una canción cada día; leyendo poesía; cocinando una encantadora, comida consciente; viajando; o criando humanos valerosos si tienen hijos.

Esos son en general los conceptos que me preocpuan y epsero comunicar a mis oyentes, pero particularmente estoy muy interesada en los derechos humanos y en el bello potencial futuro que Irán puede tener. Las mujeres iraníes no volverán a esconderse, estarán fuera, siendo fuertes y liderando resistencias contr ala opresión y tiranía, y ese es uno de los mensajes que me gustaría transmitir a tra´ves d emi música. La incréible fuerza y resilencia de las mujeres iraníes tanto como mi amor por la libertad y dignidad hacia todos los seres vivientes.

Mis padres han tenido una educación muy buena; de hecho, cuando vivíamos en Irán, la habitación más grande de la casa estaba destinada a una biblioteca repleta de libros de pared a pared. Mi madre era una ávida coleccionista de libros raros, y muchos de ellos fueron prohibidos por el régimen iraní porque relataban la historia de la resistencia, cuando Irán fue colonizado una y otra vez, a lo largo de los siglos por los griegos, los mongoles, los árabes, etc. Me animaron a leer, ningún tema estaba prohibido, y tuve muchas conversaciones largas con mis padres sobre los derechos humanos, sobre eventos históricos que han llevado a cambios tanto pequeños como masivos en el mundo.

Cuando consideré por primera vez crear mi música, como dije, era un proyecto completamente personal, y me di cuenta de que estaba abrumadoramente preocupada por los traumas que había experimentado durante mis 17 años de crecimiento bajo el régimen extremadamente opresivo de Irán. Ahora reconozco que estas emociones no eran sólo mías, y fueron particularmente compartidas por las mujeres iraníes que entienden de inmediato cuando canto sobre sentirme como un “pájaro en una jaula”, o querer “arder como una vela cuando sigo mi propósito aunque ello me lleve a la muerte”, o cuando hablo de “lavar los ríos de sangre con mis lágrimas”, o de “reconstruir mi patria, aunque tenga que usar los huesos de mi cuerpo para volver a construir columnas” . Por supuesto, estas son letras parciales de mis canciones y se reconocen y comprenden de inmediato.

Pero lo que entiendo profundamente es que, como seres humanos, no somos realmente tan diferentes unos de otros, independientemente del lugar del mundo en el que hayamos nacido. De hecho, queremos cosas muy simples: vivir una vida digna, sentir que tenemos cierto control sobre nuestras decisiones, esperamos seguridad y un futuro seguro para nuestros hijos y tener el estómago lleno y calor, y tener momentos en los que podamos compartir arte y música. Pienso en estas ideas todo el tiempo y siento que si estoy creando una música tan personalizada, así que tengo la responsabilidad de ser muy fiel a estos pensamientos y hablar sobre ellos y esperar que otros también puedan relacionarse y conectarse con ellos.

Primero debo mencionar que el simple acto de querer crear música en un entorno público es un acto de protesta, específicamente si eres una mujer iraní. Hay algunas poetas iraníes a los que admiro mucho porque ambas mujeres eligieron ser abiertas sobre todas las alegrías y luchas de ser una mujer iraní a pesar de todas las reacciones y dificultades a las que se enfrentaron.

Musicalmente admiro a cantantes como Nina Simone, Víctor Jara, Shahin Najafi y Lila Downs, por nombrar algunos. El movimiento “mujer, vida, libertad” de los últimos años también ha atraído a muchos artistas y músicos fuertes de Irán, que sin miedo están creando arte y música interesantes. Hay demasiados para enumerarlos.

Sí, al 100% creo que la música puede cambiar el mundo. Los sonidos más básicos que podemos hacer son el ritmo, golpeando una piedra contra una superficie, un nudillo sobre una mesa, dos manos juntas aplaudiendo y, por supuesto, soltando una voz.

No hay que buscar mucho para reconocer el poder de la canción como en la historia reciente: hay música de Víctor Jara que ha inmortalizado las luchas del pueblo de Chile, o mirar la música de los años 60 y 70 en Estados Unidos para liderar la resistencia a la guerra de Vietnam, o la poesía y la música de Leonard Chohen, un canadiense con el que Enrique Morente estaba muy conectado, o la bella voz de Emel Mathlouthi durante la primavera árabe en Egipto, o incluso Saetas durante la semana santa donde toda una La multitud en la plaza está conmovida hasta las lágrimas.

En la historia muy reciente, se definió una categoría especial en los Grammy, para la canción de protesta más influyente del año, que fue ganada por Shervin Hajipour de Irán por su sentida canción de protesta, “Baraye”. Si el amor del pueblo por cantar estas canciones una y otra vez no es un indicio, sólo hay que mirar la forma en que los gobiernos reaccionan ante estos artistas: encarcelándolos, torturándolos y haciendo todo lo posible para silenciarlos. Entonces significa algo, tiene poder, une a las personas en un momento compartido de dolor y esperanza.

Sí, en cierto modo, ha sido difícil encontrar mi “público”, porque es un área muy específica de expresión musical. Desde 2010, cuando comencé a explorar esta fusión he tenido muchas oportunidades de presentaciones, y todas han sido presentaciones pagadas, pero sí, la audiencia siempre ha sido pequeña y, aunque eso significa que será una experiencia más íntima, también reduce mis ganancias. Reconozco que lo que hago es muy especializado y no será comprendido ni apreciado por la mayoría de la gente de la misma manera que un artista pop podría tener la oportunidad de llegar a una audiencia masiva. Pero nunca debería decir nunca. Espero que en un futuro próximo el flamenco persa sea reconocido como la música única que es y tenga sus propios seguidores y admiradores.

Pero, como mencioné, este esfuerzo es ante todo un proyecto personal, un proyecto de pasión personal y alimenta mi alma, lo cual creo que para mí en particular es más valioso que alimentar mi barriga. De hecho, tengo una licenciatura en diseño de interiores, y esa es la forma en que me gano la vida, y debido a que es una profesión respetada en Canadá, puedo ganarme la vida lo suficientemente bien como para poder pasar muchas horas explorando mi pasión musical.

Debo mencionar que ahora tengo mayores esperanzas para el futuro desde que me mudé a España, porque siento que hay una comprensión e interés genuinos en lo que estoy trabajando y tengo muchas esperanzas de que, especialmente en 2024, tendré muchas oportunidades para actuar en los festivales de música y flamenco del mundo en todo el mundo. Todo ha comenzado para mí como un sueño. Así que me atrevo a soñar que algún día me ganaré la vida plenamente creando lo que me encanta crear, que es Flamenco-Persa.

Bueno, el primer paso en el año 2024 es el lanzamiento de mi nuevo álbum, del cual forma parte “Oriyan”. Ha sido un disco de 5,5 años de trabajo, retrasado por supuesto por culpa del Covid y por el hecho de que esta vez estoy trabajando bastante estrechamente con un equipo español. Así que la distancia fue un desafío mientras todavía vivía en Canadá y antes de que decidiera mudarme a España hace dos años y medio.

El álbum tiene nueve canciones en total y está completamente centrado en el amor, lo cual, en cierto modo, es un enfoque nuevo para mí, pero reconozco que a veces el simple acto de amor es un acto de rebelión, especialmente en el clima político actual de Irán. donde se celebra el dolor, el sufrimiento y el martirio. El álbum se centra en el amor a uno mismo, a la libertad, la alegría y la felicidad, el amor a la resiliencia, al hogar, a la naturaleza y, por supuesto, al amor de pareja. En este álbum finalmente exploro paolos más pesados como seguiriyas y martinetes, lo cual no fue de ninguna manera una decisión fácil, pero siento que finalmente estoy listo.

Mi esperanza con el disco es que una vez terminado y presentado al mundo del flamenco, parte de mi antología esté completa y luego me centre en muchos singles. Tengo muchas canciones nuevas que no forman parte de este disco como peteneras persas, milonga, caña, solea de triana y muchas más.

También he tenido el honor de recibir el apoyo de muchas estrellas del flamenco a las que he admirado desde lejos toda mi vida. Reconozco que hay mucho cariño, interés y curiosidad por lo que estoy haciendo, y se vienen muchas colaboraciones en el futuro, la primera de ellas es un vídeo colaborativo con el gran Antonio Najarro, bailando mis sevillanas persas, o mis Peteneras Persas en colaboración con la única Esperanza Fernández. Así que el futuro es brillante, emocionante y hermoso, lleno de conexiones prometedoras y significativas.

Mi objetivo inmediato es terminar el disco lo mejor que pueda y que sea reconocido como algo digno que traspasa los límites del flamenco fusión en el mundo. Mi esperanza es que me abra las puertas para poder trabajar con artistas y activistas políticos interesantes, que tengan algo significativo que decir en su arte.

Mi objetivo a largo plazo es establecer el “Flamenco Persa” como un género real que sea reconocido y respetado así como el flamenco firabe, el flamenco Jazz y el flamenco Cubana están siendo reconocidos como expresiones legítimas de diversidad inspiradas en el flamenco tradicional.

También espero poder dejar atrás un antecedente que pueda servir como plataforma de lanzamiento para otros artistas y mujeres iraníes en particular, que puedan optar por continuar donde eventualmente lo dejaré. Hacer crecer el género y enriquecerlo con nuevas ideas, nuevas interpretaciones y nuevas técnicas. Quizás un poco ambicioso, pero todas las grandes cosas comienzan con un sueño.

Estoy extremadamente agradecida por vuestro interés en lo que hago. De corazón, gracias por estas buenas preguntas y por la oportunidad de hablar de diferentes capas de porqué hago lo que hago. Admiro vuestra mente abierta y curiosidad y espero que vuestros lectores disfruten nuestra conversación.

Team Delirium

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *