• septiembre 18, 2020 11:31 am

OT 2020 GALA FINAL: Adiós a una edición mítica.

Un vistazo atrás y un momento para reflexionar, así fue como los concursantes abrieron la gala con un recuerdo de su paso por la 0. Sin duda, han sabido aprovechar las enseñanzas en la academia. Tras ello, el “no” himno como yo lo he denominado, “Sal de mi”. Una actuación que dejó mucho que desear, pues se les veía excesivamente desacompasados.

Anaju fue la primera solista de la noche. Ella es poder, y entre sus hechizos está el de enmudecer, además de atrapar al espectador en su mundo. Brillante y segura, el estrellato lo tiene en sus manos.

La siguiente fue Eva, que con todo un clásico, demostró templanza y fuerza. Aunque no se si por la puesta en escena, pero me faltó algo más.

Por su parte, Flavio fue la seducción nata, su voz y su presencia en el escenario van de la mano, convirtiéndole en un artista muy completo. Ha dejado huella y estoy segura que en un futuro lo seguirá haciendo.

El primer invitado de la noche fue Famous, que a pesar de tener una puesta en escena muy pobre y no muy acorde al temazo que fue a presentar, brilló con este tema “Hoy no”. Esos arreglos gloriosos emocionan a cualquiera.

No éramos muy partidarias de la presencia de Hugo en la final, pero pasó con notable la gala. La interpretación y comerse la cámara es lo suyo.

Una Nia al desnudo era la cara de la concursante que nos quedaba por ver. “Say something” se convirtió en terciopelo acogedor que hizo temblar a todos los espectadores. Mucha verdad.

El plató del programa fue testigo del reencuentro post-cuarentena de uno de los mejores grupos de la historia de España, La Oreja de Van Gogh que nos abrazaron con su nuevo single. La mirada de Leire es vida, y no dudó en reivindicar el importantísimo papel de la cultura durante estos tiempos de confinamiento.

Finalmente, Hugo y Anaju se quedaron en la primera fase de la final. Aunque sin duda ella merecía mucho más.

El primer single en pisar el plató fue “Dumb” de Eva, que sin duda irradió felicidad, siendo un tráiler ideal de lo que viene por delante.

Flavio volvió a sacar su lado seductor, a pesar de que había cantado su single hace escasas galas, crece a pasos agigantados.

 Nia cerró las intervenciones de los concursantes, homenajeando a su tierra y trayendo el calor de las Canarias. Reina entre las reinas.

Por supuesto, como fan fiel al reality, no podía dejar pasar esta ocasión para darle las gracias a Roberto Leal por su paso por el programa. Sin duda, creo que hacen falta más presentadores como él, con un grado de implicación tan alto y haciendo todo lo posible establecer un vínculo muy fuerte entre el show y el espectador.

El fin de fiesta lo estableció Lola Índigo, una edición más, estableciendo el fuego en plató. Se deja el alma encima del escenario y es lo que me hace enloquecer. Una suerte tener a alguien de su especie en nuestra música. Mirada cristalina, orgullo de sus fans y de los que están por venir.

La noche no podría terminar de otra manera que con una Nia triunfadora. Todas las galas para ella han sido una final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *