• noviembre 30, 2020 2:49 am

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

Ricky Merino y Conchita Wurst unen sus poderes en “Smalltown boy”.

Ricky Merino siempre ha sido uno de los grandes amantes y defensores del festival de Eurovisión. Es el ejemplo, que, si se sueña y se cree en uno mismo, todos los castillos que un día estuvieron en el aire pueden llegar a edificarse. Y tengo que decir, que ojalá algún día recoja el testigo de su acompañante de canción y pise el escenario europeo. Cuando hay amor por un acontecimiento como este, todo es coser y cantar.

El pasado 13 de noviembre, Ricky Merino publicaba en versión dúo su último single “Smalltown Boy” con nada más y nada menos que con Conchita Wurst, la cual codicia el micrófono de cristal eurovisivo.

De la variedad de colores, nace el hechizo del videoclip. Ambos, demuestran que son animales escénicos hasta mostrando únicamente las sombras.

La canción se basa en agudos envidiables y eléctricos, por lo que podríamos decir que Merino ya tiene su segmento del mercado claro y nos encanta. No varía en exceso de la versión en solitario, pero el poder está presente.

La letra, nos habla del proceso de colocarse las plumas para echar a volar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *