• abril 20, 2021 12:20 pm

Delirium Nostri

Cultura con un toque muy personal

Los 5 mejores momentos de Paquita Salas

Paquita Salas es una serie en la que una vez que caes es muy difícil salir de ella. Es un universo cinematográfico que debería valorarse mucho más. Durante estos días, me he lanzado a sumergirme en esta ficción por segunda vez y me he vuelto a reír de nuevo como quien vive en un primer amor constante. Por ello, quería rendir a esta superviviente un pequeño homenaje destacando a mis cinco momentos favoritos.

Lo primero de todo hay que destacar que no es una comedia al uso: tiene unos golpes de realidad que te bajan de la montaña rusa que suponen las risas con una facilidad abrumadora. No cae ni mucho menos en el surrealismo, si no que usa una verdad abrumadora, que puede hacerte sentirte identificado.

El Correo Spam

¿A quién no le ha llegado un correo importante en la bandeja de spam y no se ha dado ni cuenta? Paquita nos hace reflexionar sobre el cambio radical de nuestras vidas con la llegada de las redes sociales con un sentido del humor apoteósico. Sin duda, alabar el gran papel tanto de Brais Efe como de Belén Cuesta, que, ante una situación aparentemente simple, crean un mundo. Un buen despegue para la primera temporada.

De Lavandería con Ana Obregón.

Si Tarantino conociese a Paquita Salas, descubriría una fuente de inspiración. La señora, es toda una todoterreno que arrasa con todo lo que pilla. Si Ana Obregón la pide que la acompañe a buscar un traje a la tintorería, la representante lo convierte en una escena de acción, pareciendo que van a atracar un banco. Tremendo.

La marrana de las Campurrianas.

Noemí Argüelles no es que sea una experta en marketing, es que el marketing nació para ser utilizado por Noemí. Las puestas en escena para crear necesidad de ser contratadas por grandes marcas merecen estar puestas en un museo. Si me dijesen el nombre de la serie, probablemente se me vendría esta escena a la cabeza.

Asalto a la casa de Leiva.

¿Va un muro de una casa de lujo interponerse en el cometido de Salas? Imposible. Como toda una alpinista, sin importar los tacones ni el vestido de los Goya, lo salta de una manera sensacional. Aunque, el final de la aventura es para desternillarse.

Magüi de fiesta

Los movimientos y la interpretación de Belén Cuesta en la búsqueda de Úrsula Corberó es tremenda. Creo que en las tres temporadas es el momento que más me ha faltado la respiración a causa de las risas. ¡Maravillosa!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *