• febrero 21, 2024 4:32 pm

Una nueva era de Disney – El trauma familiar

El gigante mediático Walt Disney Studios ha formado parte de las infancias de muchos niños desde Blancanieves y los siete enanitos, su primera película en 1937. Como empresa y estudio de animación, Disney se ha asegurado de trabajar en ideas y conceptos que pueden concebir audiencias de todas las edades. Con cada uno de sus proyectos ,el equipo que trabaja en él tiene una meta diferente en mente, pero desde el análisis multimedia se han identificado temáticas similares entre diversos films dentro de un mismo periodo de tiempo.

Comúnmente se hablan de 7 eras de películas creadas por el estudio, desde la Era Dorada (1937-1942) hasta el Resurgimiento (2009-2021). Cada una de estas llamadas eras se ha definido por las características de las películas lanzadas durante los años que comprenden. Como ejemplo, la Era Dorada de Disney está principalmente compuesta por historias y cuentos infantiles de culturas europeas; mientras que, durante el Resurgimiento, el estudio saca historias de empoderamiento femenino y recopila experiencias que tratan la madurez emocional y relaciones entre mujeres. Entonces, ¿qué nos depara el futuro de Disney?

Para saber cuál va a ser la Nueva Era de Disney tenemos ya ciertas pistas de sus últimas películas. Analicemos las películas de Walt Disney Animation Studios de 2021-2023 para deducir su próxima meta.

Encanto (2021)

E:\DESKTOP\DELIRIUM NOSTRI\encanto.jpg

Encanto recupera la estructura musical del Disney clásico que también ha sido empleada en películas como Frozen y Vaiana (Moana). Utiliza esta estructura para explorar las dinámicas familiares entre sus diferentes participantes; puesto que el conflicto principal reside en la relación entre Mirabel, nuestra protagonista, y su abuela Alma.

Encanto trata a cada uno de los integrantes con respeto y les da espacio para trabajar las diferentes formas en las que el trauma se manifiesta. No existen villanos en el film, a pesar de que Alma sea la antagonista, ella misma tiene complejas emociones que trabajar. La película no se queda corta al mostrar a Abuela como una víctima y, así mismo, como persona responsable por el sufrimiento de otros. Alma reconoce sus fallos y faltas en la resolución del conflicto de la película y Mirabel se asegura de que sus traumas no sean pasados por alto. La familia sigue adelante más unida después de haber liberado sus emociones abiertamente, se comprenden y entienden, pero el mayor logro de Encanto es la responsabilidad que aceptan todos los miembros de la familia. No hay un único villano culpable del conflicto, todos los participantes tienen obligaciones y deberes para con los demás y sí mismos.

Mundo Extraño (2022)

E:\DESKTOP\DELIRIUM NOSTRI\strangeworld.jpeg

Al contrario que Encanto, Mundo Extraño es una película que no contiene ninguna canción y sigue una estructura de película de aventuras. Sin embargo, la película emplea este sistema de manera similar a su predecesora, los tres protagonistas forman parte de tres generaciones de la misma familia: Ethan, Searcher y Jaeger Clade; siendo Ethan el más joven. La perspectiva de cada uno de los tres hombres se muestra como deseos comprensibles y respetables y, de nuevo, el núcleo emocional de la película se encuentra en las relaciones familiares y cómo sanarlas. El vínculo entre padre e hijo y sus posibles implicaciones, positivas y negativas, es el método mediante el cual Mundo Extraño trata temas como los sueños y metas de cada uno de los individuos de la familia. Se examina el trauma familiar y las ideas de abandono con seriedad y, mediante técnicas de comunicación sana, los tres son capaces de llegar a compromisos y a comprenderse los unos a los otros.

La nueva Era de Disney

Como se ha podido observar, las dos últimas películas de Walt Disney Animation Studios tienen el trauma familiar y sus resoluciones en común. Esta materia no es nueva en el medio de la animación, con películas anteriores como Lilo & Stitch (2002) del mismo estudio, e incluso películas más recientes de otros estudios debatiendo el mismo asunto como Red (2022) de Pixar o Los Mitchell contra las máquinas (2021) de Sony. Está claro que estamos entrando en una nueva etapa de producción cinematográfica en la que los traumas familiares vividos acaparan la gran pantalla para dejar atrás las historias con villanos todopoderosos y morales en blanco y negro que separan el bien del mal. La nueva era de Disney, esperamos, tratará estos complicados temas con el respeto que ha empleado hasta ahora y profundizará en estas experiencias, abogando por la comunicación sana y positiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *